martes, 5 de noviembre de 2013

Ruego de un amante


Entre miradas cómplices, ámame
Entre ritmos ahogantes, consuélame
Caminando de manos, llévame
Y en tu ausencia, consúmeme.

En la oscuridad de tu vientre, atrápame
En la simpleza del día a día, cautívame
En la profundidad de un sueño, abrázame
Y en la luz del sol en tu rostro, sonríeme.

En mis victorias y anhelos, celébrame
En mis perdidas y derrotas, levántame
En las luchas y desvelos, apóyame
Y en mi fragilidad solitaria, escúchame.

Suena egoísta y tal vez  descabellado
Pero te juro que contigo a mi lado
Las estrellas para ti pintaré en un cielo raso
Todo daré para darte cada día un  resplandeciente ocaso.

Hoy sé que de ti no hay suficiente
Porqué en cada respiro estás en mi mente
Milagro cándido y profundo
Poco a poco has transmutado mi mundo.

Escucha esta súplica acompasada
Siente mi anhelosa mirada
Vive libre y bondadosa
Pero a mi lado ninfa primorosa.


martes, 29 de octubre de 2013

El Octágono Onírico


Es un día normal, como cualquier otro, después de un día de trabajo, una noche de estudio me hallo sobre mi cama mirando al techo deseando ver las estrellas, justo en ese momento cuando las obligaciones no son obstáculos para los pensamientos, emociones y deseos, justo en ese momento en donde se separan las personas tranquilas de las que no la están, se que no estoy tranquilo, si por el cansancio fuera ya habría colapsado en aquella cama, me levanto y voy al baño a lavarme la cara con la estúpida ilusión que así desaparecerán mis angustias.

Al mirarme al espejo observo como sombras se posan a mi alrededor, todas parecen ser familiares, a pesar que sus rostros están cubiertos por una capa, que se extiende por sus borrosas figuras. Instintivamente volteo y doy fe que solo me encuentro en aquel lugar, al volver a mirar el espejo encuentro únicamente mi pálido reflejo ante tal evento inexplicable que ha hecho temblar hasta la última célula de mi cuerpo.

Paranóicamente volteo a mirar por el pasillo, no encuentro nada, acelero el paso hacia mi cuarto, respiro un poco y me digo a mi mismo que de pronto fue un producto de imaginación o que ya he sido presa de mi cansancio y he empezado a soñar despierto. Al cabo de un rato y tras poner el televisor en algún canal de música, apago la luz y dejo que el sonido me arrulle, siento como poco a poco quedo profundamente ensimismado en la tierra de Morfeo.

Al abrir mis ojos me encuentro en lo que parecía ser un bosque, ahora un pantano putrefacto, veo como poco a poco la monotonía consume la magia del asombro, veo como poco a poco se va el color dando paso a lo gris. Tras seguir rió arriba se encuentra una fortaleza rocosa, sobre la gruta hay un escrito gravado, el escrito esta en un lenguaje desconocido, pero extrañamente reconocible a la vista, me sentía como en casa.

Al adentrarme más y mas entre la roca profunda llego a una recamara en forma de cúpula, en donde justo entre pilares de piedra natural se observa una mesa octagonal, justo arriba se encuentra un cristal de cuarzo, en el punto donde la circunferencia del techo encontraría su centro. De repente esas sombras encapuchadas, siete para ser exactas, hacen una venía y al cabo de indicarme uno de los lados de la mesa se aproximan a la misma. Tras ellos llegar al lugar cada uno de ellos de sus túnicas sacan una gema, cada una de ellas de una tonalidad distinta pero que se encuentra opaca como si carecieran de luz propia impidiéndome reconocer de manera clara sus colores, instintivamente busco en mis bolsillos cómo si hubiera perdido las llaves de casa, y encuentro una piedra de onix, con un color negro profundo que pareciera que consumiera la luz al rededor.

Al detallar mas detenidamente la mesa veo como hay lineas gravadas en cada uno de los lados, unas son continuas otras no, siempre de a tres por cada uno de ellos. y al elevar mi gema hacia el lugar cristalizado donde se veía poco a poco a  incrementar la intensidad de la luz de la luna, pude ver que el tono opaco de mi gema realmente era de una tonalidad roza, como un cuarzo rozado que por alguna extraña razón se había tornado negro como el onix.

Al cabo de un rato los murmullos hacen gritos sincronizados y las gemas danzan en el aire dibujando un circulo, y la luz de la luna llega a su momento más álgido, cegando por completamente mis ojos en un destello inmenso y al cual todo queda en un silencio sepulcral, poco a poco siento cómo mi cuerpo pierde sensibilidad, y mientras me levanto lentamente al suelo observo como los destellos de las gemas girantes se posan sobre la mesa justo entre el borde de la mesa y su respectivo símbolo gravado en tres lineas.

Al unisono los siete encapuchados dicen que es hora de escribir en claroscuro pero de una manera consciente, al pasar del tiempo observo como la luz de luna a manera de manto me recubre, siento la calidez de su luz y su pureza. mientras que una gema de color blanco se forma sobre mi frente, posteriormente la oscuridad que residía en aquellas gemas se vuelve una capa y me cubre de nuevo, siento todo lo que alguna vez negué de mí...esos fracasos, esos sueños inconclusos, esos errores que no me perdono...y de los cuales por fin soy libre. Tras esto veo como me he transformado en otro encapuchado más y del giro claroscuro un nuevo símbolo se ha hecho en la mesa, siempre girante siempre movilizador.

Desciendo lentamente del aire a voluntad y escucho de una manera ensordecedora: "Nunca olvides quien eres y la magia que en tu interior mora"...después un relámpago me hace abrir de inmediato los ojos, presa del agite, respiro profundamente mientra limpio el sudor de mi rostro mientras veo que cae al suelo una piedra ajedrezada.


domingo, 27 de octubre de 2013

Faro Esmeralda


En esos días de oscuridad profunda
En donde no había sosiego dentro de mi alma
En donde la poesía y la melancolía eran mi única salida
Yo sólo creía que en ausencias me destruiría

Tras pasos en falso y esperanzas a medias seguí adelante
Levantándome a reconstruir mi alma hecha pedazos
Aprendí a ver mis anhelos, mis ansias y sueños
Construí metas, propósitos y duelos.

Seguí adelante como si una luz de voluntad me guiara
Cómo si el destino en esencia a ti me deparara
¿Cuál es el secreto en tu dulce mirada?
Que por fin en mí florece de nuevo la esperanza

De palabras no dichas que las caricias pronuncian
De ansias que hace unos días pintaban lejanas
Ahora tu parpadeo ha hecho los vientos revolotear en mi alma de nuevo
Seamos libres en el viento y libremente démonos aire en un beso

Indeleble marca de pureza y alegría
Que con una simple sonrisa el mundo llenas de maravillas
Que sea lo que el destino nos depare en compañía
Espero que soñemos juntos en armonía.

Faros anhelados de esperanza esmeralda
Que sean la fuente de mi voluntad enamorada
No espero más que tu compañía embelesada
Y que nunca apartes de mí tu cariñosa mirada.


martes, 8 de octubre de 2013

Juramento del Guerrero

Hoy grito que me cansé de buscar la perfección, siempre a los ojos de los otros es un camino inconcluso y poco importante, a los ojos propios es infructuoso, porque el errar es parte de lo humano y es el verdadero camino al éxito.

Además, a quien le importa si soy un éxito o un fracaso, no quiero ser trofeo de nadie, príncipe azul de nadie, no quiero que me limiten con sus anhelos, que en últimas no me compete llevar a cabo, que aún así, a pesar de hacerlos míos algunas veces lo único que me han traído es desolación y frustración.

Hace un tiempo ya llevo siguiendo el compás de mi corazón y mis anhelos, vivir por lo que me place vivir sin importarme mucho lo que los demás digan. Pero se me hace muy curioso, que siempre los que andan al lado se vuelvan en los primeros críticos, los primeros detractores, los primeros en hacer de ti una burla. Hoy quiero decir que pueden guardarse sus opiniones, así como pueden guardar distancia si les parece que he sido un soñador o un tirano egoísta, si no les gusta lo que ven, simplemente volteen su rostro y miren a otros sitios más acordes con su forma de ver el mundo, más acordes con sus expectativas.

Hoy declaro que me hago libre de mi historia en el sentido que no la considero lo único importante, si bien la hago parte de mí, pero no considero que esta sea todo lo que soy o seré, me libro de las expectativas de otros, me libro de esa estúpida pretensión de no querer equivocarme, me libro de esos anhelos de grandeza que siempre dibujo en pensamientos y por los cuales me juzgo...en donde el no llegar a lo planeado es simplemente un fracaso.

Me libero de andar pendiente de las vidas de otros, siempre he buscado hacer lo correcto, pero me he dado cuenta que debo respetar el proceso de otros así como pido que respeten el mío. Guardaré silencio, guardaré paciencia hasta que me consideren digno de ayudarlos, de escucharlos, de estar ahí por ustedes, aquellos con los cuales comparto un poco de tiempo, tiempo al que llamamos vida.

Quiero agradecer a todas esas personas que han hecho de mi lo que soy, así no estén del todo satisfechos con el producto...hoy les digo que hoy me levanto con optimismo y tranquilidad, se que algunos de ustedes ya no están en mi vida, unas por obra de la misma vida, porque decidieron alejarse o porque yo mismo hice a un lado, algunas veces no con los mejores resultados...pero todo lo que ha sucedido es lo que me hace lo que soy y por ende infinitas gracias a ustedes.

Por último les quiero compartir que cómo un buen guerrero lucharé por seguir mi propio camino, dejando en el campo de batalla hasta la última gota de sudor y sangre, no necesito su compasión ni su crítica destructiva, necesito que me acompañen sin ahogarme, necesito compañeros de batallas y sosiego en manos de una mujer, los cuales tengan su propio camino, sus sueños y esperanzas. Y que estemos juntos mientras nuestros caminos se crucen. No pido más, solo eso.

Solo pido la fuerza para blandir mi espada y mi voluntad hasta el último de mis días!



“Primero aprende el camino, luego olvídalo, después aprende tu propio camino, luego olvídalo para hacerlo naturalmente”

miércoles, 2 de octubre de 2013

Ángel Sonriente (Dedicación a mi Sobrina)


Risas de par en par que iluminan el rostro
Ese miedo tierno por aquel imaginado monstruo
Rondas y saltos acompañados de gritos de júbilo
Brillos de colores, curiosidad y anhelos tranquilos.

Con gimoteos y abrazos a todos nos haces mansos
Entre cuentos y cantos saltas al vuelo como los cisnes piadosos
Quien diría que tanta alegría fuera a ser condensada en tu respirar
Eres ese dulce milagro que nos ha hecho inspirar.

Entre manos las ilusiones del mundo llevas
A nosotros con tus sonrisas día a día nos alimentas
Nos llenas de orgullo y de ímpetu para que nuestros sueños se muevan
Y sin saberlo en nuestra existencia la esperanza fuertemente atas.

Mirada de ángel sublime
Que tu luz nos acompañe ahora y siempre
Recuerda que tendrás en nosotros siempre a alguien que te mime
Pues con una dulce sonrisa cambias el mundo alegremente.

Dulce canto al viento jubiloso
Que del mundo hagas tu parque de juegos y arrojos
Que tu camino sea dulce y misterioso
Que seas la luz de muchos como lo eres a mis ojos.


lunes, 30 de septiembre de 2013

Amante Nocturna

Hay veces que recuerdo que el camino del amor es uno de esos caminos espinosos y laberínticos, de esos que cuando te descuidas te pinchan y sin saber ya estas en la euforia de la añoranza, del deseo y del cortejo, al cabo de unos segundos, estás en la melancolía y en el olvido, otras veces es difuso y no sabes para donde ir, otras veces confuso y  te pierdes en mares y cócteles emocionales que te abruman por completo.

Ahí es cuando recuerdo que lo que creí mío alguna vez nunca lo fue, porque es una simple ilusión que nos hacemos para creer que este mar de libertad que nos da la vida tiene puntos estables, cuando realmente es un cambio que se asemeja a una danza, una danza entre voluntades que coexisten mientras sus giros los mantengan en ruta conjuntamente.

Por eso siempre vuelvo a ti, siempre atenta, siempre dispuesta, siempre a la escucha siempre para mi solo con mirar en los momentos de soledad más intensa y buscarte en el firmamento. A quien comento desde mi corazón mis sueños, mis esperanzas, mis miedos y fracasos. Tú me recuerdas que devuelves el brillo que te dan y que para poder hacer sonreír es necesario sonreír primero.

Halo de espejo intachable, brillo de honestidad y de esperanza, acompáñame en esta andanza, acompáñame entre sueños y suspiros, deja que tu luz sea mi abrigo, guía mi camino hacia el amor por tanto tiempo prometido.



martes, 24 de septiembre de 2013

Manecillas Maestras



Sentado en aquella sala donde el color de las paredes desentona con esa oscura y absorbente noche, ese color blanco me recuerda ese pedazo de cielo que he hecho mi fortaleza de pensamientos incesantes, tras levantarme hacia la ventana, la cual descubro de su sedoso velo, me aventuro a observar el poco movimiento remanente que queda en esas frías calles y siento esa sensación de soledad lúgubre recorriendo mi espina.

Sonrió tristemente y observo a la luna plateada desde mi ventana como quien espera que con su halo de luz llegara la tan anhelada respuesta, quedo esperando unos minutos más y siento es desespero brotando de mis ojos, esta noche me siento perdido y ese sonido ensordecedor de aquel reloj dorado empieza a retumbar como quien dice a su propia voz que lo que debo hacer es esperar.

Pienso para mis adentros, qué complejo es dejar el tiempo pasar, entre más te fijas de él, más se aglutina y eterno se hace, y el dolor aumenta, ¿será que tan incomprensible me he vuelto que ya ni yo mismo me soporto?, ¿será que por eso busco tan desesperadamente a alguien para no tener que pensarme?,  lo peor de todo es que no lo sé y entre más lo pienso repaso mis acciones y miro que mi objetivo era hacer lo correcto y a pesar de haber seguido mi código de honor, mis reglas y mis principios, me siento tan completamente vacío que cuestiono nuevamente esas decisiones, como si el latigarme por lo hecho y resuelto fuera hacerme sentir mejor.

Aprieto mis manos, como si así todo se liberara de mi mente, abro mis ojos y observo de nuevo a a la luna esta vez como quien busca un consuelo, y un suspiro rompe el acompasado ritual del reloj, respiro profundamente y acepto que en últimas lo que hice fue lo mejor que pude haber hecho, que cuestionarme no cambiará en nada la situación,  que debo recopilar todo lo que siento, lo que pienso, lo que hice y sus consecuencias en los demás, para poder entender el caso completamente, llegar a una conclusión y como si se tratara de un examen, quedarme con la primera respuesta que viene a mi mente, porque esa es la que viene sin ningún prejuicio o modificación.

Lo que hice ya está, lo que viene no lo conozco, pero si puedo cambiar la actitud del día de hoy, pero necesito un camino, una guía que ilumine mis pasos, yo solo no he podido por completo y por más loable que sea mi camino o mis intenciones es necesario reconocer que necesito ayuda, necesito inspiración. 

Es ahí donde ese grito interno se silencia y nuevamente escucho ese sonido, ese sincronizado compás y posteriormente unas campanadas. Es  justo en ese instante donde lo observo completamente y en donde ese movimiento hipnotizante empieza a hablarle a mi corazón, empieza a decirle que no importa que tan frío este el día o la noche, que tan abrumadora sea la realidad, el movimiento debe continuar, que hay momentos de júbilo cada media hora, unos más intensos que otros, pero que siempre hay que danzar para hacer las campanas sonar.

Ese reloj fue toda la compañía en esa noche y tal vez la única compañía que necesitaba.




viernes, 20 de septiembre de 2013

Anhelo Secreto


Mirada de almíbar que me hace estremecer
Sonrisa de brillo estelar y alegría condensada
Candidez hecha curvas y miradas profundas
Que tus ojos no me miren cuando te intento apreciar.

Voz dulce y aterciopelada con aire de dríada
Aura de templanza y emociones de cristal
Inocencia Seductora que me hace confabular
Conjuro de maravillas que mi aliento hace quebrar.

Y a pesar que hoy escribo esto en sombras debe quedar
Aún no es el tiempo del vuelo anhelado
Hoy solo es la esperanza de lo que algún día será si la fortuna nos sonríe 
Mientras tanto a la distancia de un paso incierto te he de admirar.

Pues no hay mayor devoción que una sonrisa que es la puerta a algo más
No hay mayor entrega que la espera paciente y acomedida
No hay mayor recompensa que el recibir de sorpresa
No hay mayor anhelo que no seas tú

Mientras tanto con tu presencia harás eones pasar de un chasquido
Harás que mis labios se curven de alegría al ver tus dulces ojos mirar hacia los míos
Harás de mí al esperar transmutar minutos en versos a tu nombre
Así hasta que decidas que seré yo tu hombre.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Quiero Que Seas mi Brújula


Señor quiero que seas mi brújula
Para que sea tu voluntad la que guíe mis pasos
Para que mi soberbia no nuble mi alma
Para que tu sabiduría esté siempre conmigo.

Señor quiero que seas mi brújula
Para que en los momentos difíciles me des la templanza
Para que me des paciencia para aceptar que tus planes son mejores que los míos
Para que seas mi norte hacia el cual me desplazo.

Señor quiero que seas mi brújula
Te entrego mi mente para que brilles en mis pensamientos
Te entrego mi corazón para que me enseñes tu camino
Te entrego mi alma para reunirme algún día contigo.


lunes, 16 de septiembre de 2013

Lo que un Roble me Enseñó


Un roble que se planta recto, robusto y orgulloso me recuerda que las palabras al viento son solo eso, palabras, que solo deberían mover mis hojas, unas veces grácilmente otras veces violentamente, pero que como el viento al roble, no podrá jamás quitarlo de sus raíces. Toma lo dulce del aroma, toma el polen de la vida y vuélvelo flores.

Toma la calidez del sol, siéntela a flor de piel, nútrete de su abrigo, siente la luz que irradia y que da claridad a todo lo circundante, no dejes que su intensidad te abrume, porque lo caluroso en exceso se torna quemante, se torna seco y peligroso. Refúgiate bajo su manto pero no habites en el.

Expande tus raíces hasta hallar tu esencia, toma lo que necesites, pero no te adentres tanto en lo profundo, toma lo necesario, que lo excesivo se traduce en veneno para el alma, recuerda de donde vienes, recuérdalo para reconocer tus orígenes pero no para atormentase.

Reconoce la frescura del agua, ya sea en lluvia o en un lago, reconoce su fluidez y su caricia tranquilizadora, vive su camino titilante y aprende a sortear los obstáculos a partir de rodearlos plácidamente. no permitas que la turbulencia desdibuje tu norte, no dejes que te abrume su caudal y sucumbas al ahogamiento.

Pero recuerda siempre que lo importante es vivir, dar sombra a los otros, ser un abrigo para aquellos que te devuelven con trinos, la belleza radica en la autenticidad al ser y al dejar ser.




viernes, 6 de septiembre de 2013

Entre Miedos y Anhelos


En esta noche estrellada
Miro hacia al cielo y sonrío tímidamente
Vacilo un poco al pensarte en frente
Y dejarme seducir por tu mirada encantada.

Esa sensación de ansiedad y alegría
Que se entremezclan en una dulce bebida
De un trago a un beso
De una mirada nacerá un embeleso.

No lo pienses tanto dulce alma intimidada
Arriesguemos todo en la velada
Entrégame tu voluntad y tu desvelo
Yo te daré mis alas y mis anhelos.

Solo ruego que no nos devore el desespero
Que no seamos presas del miedo
Que podamos reconocer que en lo sutil y en lo cotidiano
Es donde la felicidad y la tranquilidad hacen su papel diáfano

Hermosa compañera de la vida
Espero que no te hagas a la huida
Dale la oportunidad a este hombre decidido
Y verás que con acciones  tu semblante jamás lucirá arrepentido

Hoy reconozco que muy en el fondo estoy temeroso
Que tengo miedo a caerme y parecer dudoso
Dejemos de nuestros rostros a un lado el velo aquoso 
E intentemos juntos esta oportunidad de la que estamos deseosos

Bebamos de la copa del instante y de la dicha
Que entre sabanas y miradas el placer acecha
Que tus caricias y las mías rompan esa brecha
Y así se vuelvan en nuestras sonrisas ya predichas.


miércoles, 4 de septiembre de 2013

Reflexiones en un Supermercado

-Buenas tardes, ¿es esta el área de información?
-Si señor, ¿en qué puedo ayudarlo?
- Bueno es que estoy perdido y como acá es donde encuentran a la gente...espero no le importe si espero un rato por aquí...hasta que alguien me encuentre....

Tras unos cuantos minutos de silencio, la señorita de información rompe el silencio

-Señor, no creo que nadie venga nadie por usted...
-¿Pero por qué me dice eso?
-Muy sencillo, uno no puede dar de lo que no tiene, uno no puede buscar algo que no puede dar... y cómo usted no se valora....pues...muy difícilmente le darán valor, mucho menos lo vendrán a buscar....

sábado, 31 de agosto de 2013

Reflexiones en la lluvia


Era un día como cualquier otro, uno donde pareciera que la rutina devora todo aspecto mágico posible y que realmente uno desea volver a ver el mundo a través de los ojos de un niño. Tras haber solventado de alguna manera la inocua manera de ser del deber obligado tras ser liberado por el reloj me dispongo a caminar en la noche, como quien busca algo sin saber exactamente que debería esperar, tal vez de manera desprevenida, tal vez de manera desesperanzadora, no lo sé, simplemente mi mente necesitaba ser liberada tras los pasos en una noche como quien quiere escapar hacia adentro huyendo de todo en una caminata afuera.

En esta calle donde la luz baila con la oscuridad por momentos, anhelo algún evento donde tenga que probar mi valía en combate, solo por el hecho de sentir la adrenalina, por el hecho de sentir que debo luchar por mi vida, para sentirme vivo. pero la vida es sabia, me pone una pareja que esta sellando la velada con un beso que podría hacer sentir incómodos a la mirada de los moralistas, al cruzar veo como después de aquel beso viene una sonrisa, una sonrisa de esas que sabes que viene del alma, de la cual si no eres el protagonista la única manera de escapar es por medio de un suspiro, de repente me siento más frío, no sé si fue por esa sensación de soledad que recorría mi cuerpo, o simplemente porque la lluvia que empezado a aparecer ha decidido simpatizar con mi estado emocional.

En esta ocasión no me importó la lluvia, aun teniendo el paraguas en mi maleta decidí que quería mojarme, de pronto porque quería hacer físico el frío que sentía, tal vez porque quería sentir la sensación del agua recorrer mis mejillas y así poder sentir que podía llorar como hace tanto lo había anhelado...Justo en ese instante como si se tratara de un ajuste de cuentas, empiezo a recordar las cosas de las cuales no me siento orgulloso, de aquellos errores que se pagan con sangre, de esos vacíos y preguntas que nunca se van a llenar.

Me pregunto, ¿Realmente cuál es el sentido de tener tanto si una simple lluvia y un beso ausente te pueden voltear la vida como si se tratara de una pluma al viento?, la respuesta es muy sencilla, estoy construyendo un nuevo sentido de vida y nadie dijo que eso fuera  a ser fácil, por eso pensé tanto en si saldría de mi zona de confort, donde estaba bien...tal vez no era el paraíso, pero podría ser  feliz y vivir de esa manera. Pero bueno, tomar decisiones y de esas que te cambian la vida nunca fue fácil, no importa que tanto vivas, ni que tanto creas saber, siempre tendremos miedo al paso en el presente porque se  siente la ansiedad del primero con el miedo que se tiene al pensar que tal vez sea el último.

Ya con la garganta con sabor a cenizas, el cuerpo húmedo y gélido y la mirada enrojecida por el golpe de realidad, me doy cuenta que he recaído en esa estúpida necesidad de utilizar el dolor para sentir que sigo ahí, que estoy consciente, que aún existo. Pero de nuevo, la vida es sabia, en mi camino hay dos niños y una madre preocupada, ellos simplemente salpican en saltos y compiten por quien es capaz de sacar más agua con cada salto...La respuesta es tan sencilla pero cuesta tanto llevarla a cabo, es tan hermoso pero es tan difícil deshacernos de esas estúpidas arandelas que nos ha dado el mundo adulto...si hoy hay lluvia en tu corazón busca a un amigo y juega a ver quién de los dos es capaz de sacar más agua de un salto, siente la lluvia y hazla tuya, siente la tristeza pero ten en cuenta que mañana saldrá el sol.



lunes, 26 de agosto de 2013

Mirada de Ilusión


Dulce niña de la mirada cargada de ilusión
No regales tu cariño y tu pasión
Porque en tu alma aún mora
El dulce elixir de vivir en el ahora.

Entre más pasa el tiempo con sus premios e inclemencias
Cuando enfrentas al miedo y te entregas sin reservas
Si tu alma no se rompe tras las ausencias
La clave del amor todavía conservas.

Si te rompes el alma en miles de pedazos
Que el dolor y la ausencia no sean tus consortes
Pues tu amor entregarás muerto y a retazos
Solo quedará el silencio y perderás el porte.

Quiero que tu mirar de luz prístina
No se nuble cuando la desesperanza domina
Quiero que tu valor y valentía perdure
Aunque el cielo desventuras murmure.

No te pierdas, no te asustes
No permitas que entre sombras embustes
Sigue el camino del sueño y el encanto
Que del rencor no quede el atraganto.

Pues de lo que guardas entregas
De lo que encomiendas esperas
De lo que recibes a eso te apegas
Solo espero que brilles con tu dulce luz por todas las eras.


martes, 13 de agosto de 2013

Escalofríos en el Alma


"-¿Acaso me has olvidado? - Preguntó ella mientras sus lágrimas corrían a través de su rostro.
- Jamás - respondí - sentí como el aliento de vida que había perdido recorría de nuevo mi espina - he aguardado por ti durante tantos años, que ya había olvidado lo que se sentía ser humano - continué - Había olvidado mis sueños, mis esperanzas, mis retos, sólo me resigné a que tenía que seguir viviendo."

Tras ocurrir el bramido que manifestaba totalmente mis intenciones con una fuerza descomunal, con un impulso que había esperado en la garganta por la oportunidad que por tanto tiempo se había considerado perdida, ella gira su rostro y me da su espalda, en un susurro me dice  “-¿Entonces porque te fuiste?”. En ese justo instante sentí como un pedazo de mi alma se desgarraba y cómo esas palabras de despedida que salían despreocupadamente de mis labios en aquella época se habían tornado en un grillete para toda la eternidad;...recuerdo que de manera imprudente pensaba que todo volvería a su curso normal, que tras una despedida seguiría el reencuentro, pero de las grandes curiosidades de la vida la más contundente es que nada se encuentra escrito, entre ellas la razón por la cuál pude seguirla hasta ahora, hasta poder hablar con ella.

Tras un silencio lúgubre que se había hecho del lugar, un frío recorría mis manos, mientras veía que la silueta de ella se movía bruscamente por el sollozo. Finalmente respondí: “-Porque no estaba listo, porque necesitaba caminar, estaba ahogado y lo sabías, lo dejaste ir como si nada importase ya, ¿Y tu pretendías que me deshiciera de todo para estar a tu lado? “-No, eso no era  lo que yo quería, solo te pedía algo de tiempo para aprender a entregarme por completo, como siempre fue tu anhelo, como siempre fue el mío también.” Le respondí fríamente-“Eso ya no importa, como te dije, me resigne a que tenía que seguir viviendo…hasta que la misma esencia de la vida te apartó definitivamente de mi lado”. Pase mis manos frías por mi pecho en donde se encontraba un agujero fatal, un agujero que mostraba lo que realmente había ocurrido ese día, y como un recuerdo de que mi corazón nunca fue mío, y no pude verlo a tiempo, así que un monumento a la ausencia se hizo en mi pecho por siempre.

Recordé ese día de repente, esa extraña sensación de sentir que tus recuerdos van y vienen como la marea, sientes que la ola te pertenece mientras las sientes en tus pies en la playa pero después solo queda la fría ausencia de la partida en tu piel, en todo tu cuerpo. Era un día nublado, recorría como era costumbre el camino de regreso a casa, la fría soledad había hecho que mis ojos mimetizaran el ambiente lúgubre que rodeaba mi carro, abrazado por ese manto acuoso, escuchaba esa canción que tenía tu aroma, que ardía en el alma y en el momento del llanto más álgido los reflejos se hicieron añicos y la caída se hizo material, entre giros y vueltas sentía como lo único que permanecía era el leve recuerdo de tu rostro, las palabras que en ese día más me pasaban, las que causaron tu partida, mis pensamientos se detuvieron por un dolor punzante en el pecho, esta vez no era por tu ausencia, esta vez era un dolor definitivo, ese día me volví tu escolta permanente, ese día reconocí que si bien mi corazón fue tomado por los fierros siempre había sido tuyo y justo en ese instante renuncie a todo para verte una vez más.

Recuerdo ese día en que viniste a despedirte de mí, aún no sabía cómo hacerte saber que está contigo, aunque no me vieras, aunque no me sintieras, preferí esa maldición a la ausencia. Vi tus lágrimas derramarse día tras día, porque no hay nada más fuerte que la idealización que una trágica muerte trae, y peor aún sabiendo que fuiste la última persona que escuchó mi voz en este mundo. Te carcomía la ausencia y la culpa, a pesar que no fuiste la culpable.

De todo esto que pasa por mi mente lo único que puedo decir es lo siguiente: “-Sabes que no te dejaré nunca.” Ella responde después de enjugar sus lágrimas en su atuendo: “Lo sé...y no sé si lo merezco”- me acerco dulcemente a ella y paso mi etérea mano por su rostro y le digo: “-Tendremos toda la eternidad para averiguarlo.”



viernes, 9 de agosto de 2013

Ø (Oh larga y negra partida)


Gélido beso de ácido silencioso
Consume todo a tu siniestro paso
Aquel beso que acalla al belicoso
Aquel anhelo del solitario raso

Ven fulgor oscuro del cual aclaman tu premura
Aquel que cuando grita nos deja el corazón en apertura
Que cuando parte en vacíos nos sumerge
Camino oscuro donde todo converge

Solitario manto funesto
Llanto y sufrimiento honesto
Aquel que cuida al insensato
Y es el gran temor del cauto

Solo pido que en misterio te mantengas
Que alargues en mi tu funesta visita
Que mi voluntad me libre de ese miedo que imposibilita
O en silencio y en paz vengas aunque todo de mi lo obtengas

Gruta profunda y maldita 
Que arrancando mortales te encaprichas
No apartes de mi la dicha
Hasta que mi voluntad aquí dimita



miércoles, 7 de agosto de 2013

Dosis de Realidad


Empezar de nuevo no es como lo pintan, es mucho más complejo, simplemente no caer en la desesperación de cometer los mismos errores del pasado solo por liberarse de las fatuas sombras de la soledad, esa soledad etérea porque sabemos que realmente mucha gente esta con nosotros. Pero solventar todo a punta de templanza y fuerza de voluntad va erosionando poco a poco la esperanza y cuando ya nos vemos roídos es el momento en que buscamos velas para que actúen como grandes faros, ineludiblemente caemos en la frustración de ver como nuestras ilusiones no son más que eso, ilusiones. 

Pero que hacer si no hay veneno mas dulce que las expectativas, que muy en el fondo sabes que toman tiempo para ser forjadas, que por más que te ancles a ellas sabes que el amor no nace de la noche a la mañana y si lo crees es porque no has vivido suficiente o porque has entrado en negación. Igualmente el hecho que se demoren en ser forjadas no quiere decir que no aparezcan rápidamente en tus sueños, en tus pensamientos y anhelos, ahí viene la tortura, la duda, la pregunta...

¿Será que es el momento?, ¿será que vale la pena el riesgo?, ¿será que si seré correspondido?, ¿será que no me harán daño?...preguntas infantiles, cargadas de ese miedo que empantana absolutamente todo, solo para darnos cuenta que en últimas solo son obstáculos que se han de sortear, más fácil o más difícil según la preferencia del consumidor, pero en últimas arriesgado o conservador del sufrimiento no te libras, solo hay que darle un sentido, una razón de ser.

Te das cuenta que la pregunta cada vez se hace más profunda y más fuerte, te das cuenta que esa sensación de soledad no es más que un temor a vivir tu vida por ti y para ti, que buscas un pretexto para hacer a un lado lo que buscas, lo que quieres, lo que crees necesitar, por una falsa sensación de seguridad que tarde o temprano se irá, podrá ser mañana, podrá ser cuando te mueras o cuando el otro muera, pero se irá.

Valga la aclaración que la solución tampoco es volverse un egocéntrico, cuyo fin en el mundo es satisfacer sus deseos y considerarlos como lo único importante, pero si es recordarnos que en últimas que sentido tiene ir en búsqueda de un narcótico que te duerma para no sentir el dolor, sea el amor, el éxito, la trascendencia, el dinero, el placer, todo lo anterior es importante, unas cosas más que otras pero lo más importante es encontrar un sentido, un para que vivimos nuestra vida en donde eso importante toma un papel y se articula en nuestro propio camino de vida.

Yo me pregunto, y que importa si te equivocas, que importa si sueñas apresuradamente, que importa si te entregas y no hay garantías, la única garantía que hay es que de esta no salimos vivos. Entonces porque dudarlo tanto, si quieres irte hazlo, si quieres quedarte quédate, si quieres dar un beso entrégate, pero ten presente que tarde o temprano quemará y que eso hace parte de la vida, no hay que buscar culpables o hablar de la justicia, son solo pretextos que tenemos para vendar nuestro ego lastimado, y claro que es importante sanar, pero no quedarnos en esos oasis de melancolía o euforia, tengamos en cuenta que después de que un brazo se a fracturado, un poco de quietud y los cuidados apropiados lo hacen útil de nuevo. No hay que seguir protegiéndonos como si la herida siguiera ahí, solo nos va a estorbar, nos va a ir poco a poco encajonando hasta que creamos que ya no hay salida.

Por eso yo digo que hay que darlo todo, esperando algo pero sin la certeza que realmente suceda, esperando que en algún momento las cosas se alineen y puedas recibir la bendición de un buen destino, un destino que no llega, que hay que buscarlo y luchar por él cada día, tomando decisiones, teniendo en claro para donde quieres ir, dejando a un lado lo que no te conviene y aceptando que muchas de esas veces te vas a equivocar y que va a terminar doliendo.

Yo considero que eso es lo que vale la pena vivir, una vida de riesgos, de incertezas y de apuestas, que uno decide hasta donde va, que a nadie le importa que deberías hacer o si le parece bien o no, lo que importa es lo que piensas de tu propio camino, teniendo los ojos y los oídos bien abiertos porque todo el mundo tiene cuotas de verdad que pueden ser un verdadero tesoro.

Voluntad, sueños, templanza, agradecimientos y mucha fe. Seguir adelante es una lucha no una sobrevivencia, hay que tener la cara en alto y mantener el paso, que todo lo que nos pasa en la vida son pruebas o regalos, en últimas no nos queda más que seguir viviendo pero en nuestras manos esta el elegir como vivimos ese regalo, ese tiempo compartido al que llamamos vida.


viernes, 2 de agosto de 2013

Mirada Escarchada


Hay veces que ensimismado contemplo mi ventana
Como si muy en el fondo de mi alma esperara que algo pasara
Como si a pesar de tanto aún no me bastara
Con una mirada distante, triste y de porcelana

En las noches noto ese vacío profundo
A pesar que en calma ando por el mundo
Si bien muchos tesoros he encontrado
A pesar que el éxito a mi puerta haya tocado

Veo  mi mano abierta en contraluz contra la luna
Mis dedos pálidos y fríos lucen
Hoy comprendo que solo contigo en sonrisas mi vida se traduce
Que no importa más nada sino tu mirada oportuna

Las hadas hoy al viento se arrojan
Volando en invierno y contra el viento se acongojan
Su misión es volar hasta el centro del alma congelada
Arrojando primavera de sus alas alocadas.

En el frió congelante yace mi esperanza
Como quien espera a un milagro en la inclemente andanza
Ven mi hada esperanzada y rompe esta mirada escarchada
Haz que de esta ventisca  la tristeza sea desterrada.


viernes, 26 de julio de 2013

Entre dudas


Pasos temblorosos en el camino de regreso,
Voluntades firmes que habitan en el alma,
Desasosiegos profundos y dulces embelesos,
Sucesos que te roban la calma.

Ahora yazco en mi lecho,
Me pregunto como afrontar el hecho,
Cómo sobreponerse a lo perdido y a lo arriesgado,
¿Será que solo queda ser desgarrado?

A pesar de todo sonrío ensimismado,
No hay mayor fortuna que considerarse un arrojado,
Entre fracasos y victorias mi camino se está consumando,
No hay nada de que arrepentirse, yo solo ando.

A pesar de mi sonrisa un temor cargo,
Repito incesantemente que esto solo es un trago amargo
¿Y si el fracaso toma mi esencia abruptamente?,
¿O solo es una idea que reside en mi mente?

Entre firmeza y titubeos moro,
Con una meta clara y una ruta difusa y corroyente,
A veces sonriente y a veces doliente,
Me lleva al fulgor y al decoro encontrando tesoros.

Al respirar al paso solo me digo,
Solo sigue andando el camino,
Así tomarás la gracia de ser tu propio testigo,
Algún día saldrás del paso clandestino,
Encontrarás en otra mano el buscado abrigo
  Y llegarás al tan anhelado destino.


miércoles, 24 de julio de 2013

Sabor a almendras


Era una noche prístina llena de magia y de luz, y tras un acuerdo dos almas se encontrarían en aquel sitio entre música y copas, algunos pierden la conciencia otros inadvertidamente se sumergen en el mundo de la pasión, algunos mas voluntariamente que otros.

Él tras un día de trabajo, cuelga los últimos rastros de monotonía en su armario, toma un traje de esos que son apropiados para mostrar interés mas no desesperación, lo tiende sobre la cama mientras escoge una fragancia ácida para despertar curiosidad en las narices atentas e intrépidas y la rocía sobre su traje, posteriormente toma una cálida ducha para espantar las dudas y los pensamientos fríos, balbucea algunas canciones de ensoñaciones a medias mientras imagina lo que ocurrirá esta noche.

Tras haberse preparado, toma de su cajón un chocolate meticulosamente escogido, de almendras, como para ser dulce y crujiente, como él esperaba que fuera esa noche, la cual parece particularmente fría como para que aquellos que se aventuran a salir decidan buscar el calor en brazos de otros.

Tras cruzarse las miradas por fin, después de tantas lunas, una sonrisa entremezclada entre nostalgia y satisfacción se dibujan en ambos rostros, nostalgia por el tiempo que ha pasado y satisfacción porque el devenir del tiempo les ha jugado una buena pasada y una mirada cómplice a comenzado, al principio por la admiración que la belleza hace sobre los cuerpos solitarios, después por el interés que causa un buen relator quien de experiencias y de conocimientos se arma para elaborar un delicioso cóctel de palabras que entra suavemente por lo oídos y poco a poco empieza a cautivar la mente, mientras poco a poco el alcohol ablanda las resistencias, suaviza las terquedades y da rienda suelta a los anhelos de la voluntad.

Tras ser presa del deseo se agudizan los sentidos, ella en un traje negro que se ajusta a su esbelta figura, con una sonrisa tan clara como la luna, cabello oscuro como la noche, labios tintados del color del vino, todo mientras narra en una melódica voz de sirena sus andanzas por el mundo, sus sueños, sus esperanzas y deseos, sus inconformidades y sus luchas; simplemente un cuadro que te cautiva hasta el último de tus anhelos, todo mientras miras con desdén el fondo vacío de una copa que pronto habrá de ser remplazada implorando que a al siguiente dejes de hablar de tus sueños, tus anhelos, tus experiencias, porque eso es algo que ya conoces bien y si bien lo que ella musita es supremamente interesante, ya han despertado tus bajos deseos y requieres algo mas de aquellos labios.

Mientras viene la siguiente copa, él toma el chocolate en manos ya aventuradamente lo entrega bajo la condición que debe probarlo esa noche, ella sonríe un poco, lo toma entre sus manos y parte un pedazo lo pone delicadamente entre sus labios y poco a poco se ve como se consume por su dulzura, con una cara de complacencia mira intensamente, mientras un trozo de chocolate sale tímidamente contrastando con sus labios,  casi instintivamente el se acerca y  de manera gallarda toma el trozo de aquellos labios, mientras la música en vivo estalla, la gente se mueve, y todo esto queda encubierto.

Tras esto, la conversación muta a los juegos de manos y a los silencios, a viajes entre roces y caricias, para ese momento ya estaba ahí, ese timbre dulce que genera cuando en silencio todo parece encajar. poco a poco se pierde la voluntad y las manos y los labios presos del instante han quedado, se ha tornado difuso todo y entre parpadeos el hombre mira como salen de la mano del sitio, es una sensación extraña, no han sido las copas, no ha sido nada que pueda reconocer, solo queda ese sabor a almendras.

mientras se mueven por la ciudad con un rumbo desconocido, entre caricias y besos de satisfacción, de alegría, una duda rompe la armonía, con tono de agotamiento, ella lo aparta y le dice que ya ha sido suficiente, le sonríe y se recuesta sobre sus piernas, nada fuera de lo habitual, al cabo de un tiempo el queda profundamente dormido...

Al abrir de nuevo los ojos se encuentra en un cuarto desconocido, sus muñecas habían sido atadas con una seda entre rojo y negro, su camisa abierta en par, al intentar mover las piernas se siente impotente al darse cuenta que su cuerpo se encuentra completamente inutilizado, al cabo de unos cuantos forcejeos un suspiro rompe el silencio, está completamente atrapado. Por la puerta del cuarto se acerca la hermosa dama del sitio con una sonrisa en el rostro, se acerca al cuello le da un beso y le dice:

-Ya fue suficiente, puedes irte.

El hombre confundido mira a la mujer mientras ella libera sus muñecas, le da un beso a manera de despedida y esta desaparece al instante. tras recobrarse del embrujo se incorpora de la cama y lo primero con lo que se topa es con el suelo al perder el equilibrio, justo ahí hay una nota con un teléfono, un beso y una cara sonriente. El hombre recoge la nota, la guarda en el bolsillo izquierdo de su camisa, toma sus cosas y  como quien deja a un lado a un muerto desaparece también del lugar.

Tiempo después entendí de que se trataba, porque ese hombre cada dos o tres días llama a aquel número donde nadie responde, después apesadumbrado sale a la ventana y mira a la luna como quien busca en sus memorias al cielo entregar.

La esperanza es dulce como las almendras, es suave como entra y entremezcla lo cotidiano, con lo etéreo y arcano; es un aderezo seductor con cualquier trago, pero en manos de un inexperto o de un insensato puede ser el mas poderoso veneno, este no mata al cuerpo, mata el alma y poco a poco te haces resistente a sus efectos, haciendo que cada vez sea más difícil que vuelva a seducirte con su dulce textura y sabor, se vuelve poco a poco en cianuro de ilusiones del cual el perdón es su único antídoto.


lunes, 22 de julio de 2013

Caminante Claroscuro


Entre luces y sombras habito,
Y del amor es fuerte mi apetito,
Caminando en la vida errante y meditabundo,
Buscando en miradas y besos mi razón en el mundo,

Mirando brillos prístinos y sombras abrumadoras,
Colores en sonrisas puras y grises en lágrimas despojadoras,
Como quien un boceto con su alma pinta,
Con emociones y pensamientos que la vida sucinta.

Entre versos y letras hoy mi destino forjo,
Danzando en un mundo sin cerrojos,
Buscando compañía entre cielos e infiernos,
Entre dualidades de paciencia y momentos buenos.

El destino es del que fluye en el devenir del tiempo,
Aquel que ante la pérdida sonríe así quede solo un harapo,
Quien entre alegrías y tristezas fiel a su esencia camina,
El que en sus manos un pincel dibuja su voluntad adamantina.

Toma tu fuerte pincel caminante,
Sin dejar que tu pupila parezca agonizante,
Pinta un claroscuro de la esencia vivida,
Sin rehusar a lo que depara la acción acontecida.

Sonríe cuando atrás miras,
Sueña cuando adelante observas,
Camina alegremente cuando en el presente moras,
Pero nunca olvides lo que admiras,
Pues es allí donde todo cobra vida,
Antes de la grande y negra partida.


viernes, 19 de julio de 2013

Danzarina de Deseos Cambiantes


Eres como la marea,
Vas y vienes como quien un trago saborea,
A veces buscando el embrujo de la inconsciencia,
A veces quien huye hacia la inconsecuencia.

Hay veces que estas vivaz en miradas,
Otras me apartas con dudas arraigadas,
Hay veces que sonrío y estallo en júbilo,
Otras simplemente pensativo paso en vilo. 

Clemencia al cielo hoy pido,
Porque el marinero yace perdido,
Con anhelo a Ítaca enfrenta su destino,
Mirando al cielo por un camino cristalino.

Danzarina de deseos cambiantes,
Quisiera ser tu luna deslumbrante,
Para que mi voluntad afecte a las olas ondulantes,
Para ver el rumbo junto a ti cuanto antes.


lunes, 15 de julio de 2013

Canción del Alma

Erase una vez un joven niño llamado Alberto quien en su cumpleaños numero diez recibió por parte de su padre una hermosa guitarra, su padre esta feliz al ver la ilusión que guardaban sus ojos ante ese presente, el cual había significado innumerable jornadas de esfuerzo. Alberto muy feliz decidió ponerle un lindo nombre a su compañera de batallas, una guitarra española, la llamó Lucía.

Desde aquel día ese niño dedicó su vida a las cuerdas buscando así lograr tocar bellas tonadas para aquel que quisiera escucharlo, esto implico grandes esfuerzos, tardes enteras de dedicación y dedos ensangrentados, vendas y cuidados por parte de su madre, noches en vela de lectura y tardes de fogata con amigos en donde poco a poco dominaría su arte.

Un día Alberto toma su noble guitarra en manos y le dice que por fin están preparados para su tan anhelado sueño, entrar a un grupo de flamenco, en donde buscarían ser aquellos que podrían completar al dueto de guitarras que acompañan a los danzarines artistas en sus mágicas veladas.

Decidió entonces sentarse en el centro del pueblo después de 10 arduos años de entrenamiento, 10 años después de recibir a Lucía como regalo, y a manera de prueba empieza a tocar melodías para aquel que sus oidos dejasen cautivar. La primera canción es aquella que todos en el pueblo gustan, la segunda una de mayor complejidad en donde se ven las manos del artista danzando entre la cuerdas, la tercerá más dulce y así hasta que un monton de gente se agolpaba en el centro del pueblo escuchando el pequeño concierto.

Al cabo de un tiempo, la gente se fue retirando dejando solo a unas cuantas personas, entre ellas una joven con una guitarra, que sin miedo se acerca al centro y se funde en cuerdas a la melodía que suena, y con una sonrisa le sigue el compás a Alberto. tras unas cuantas melodías y ya entrada la noche la joven sonríe y corre preocupada por la hora.

Alberto aun embelesado entre fantasías camina de nuevo a  casa con la esperanza que al día siguiente sus caminos se crucen nuevamente.

Al día siguiente Alberto se dispone a tocar de nuevo  en el centro del pueblo, algunos le sonríen, otros siguen de largo, algunos se quedan escuchando un tiempo y después siguen con sus pasos, Alberto un poco desconcertado se hunde aun más en su guitarra con la esperanza que aquella joven vuelva a tocar a su lado, pero al cabo de un rato y tras el último rayo de sol ya oculto, Alberto camina desconsolado a casa, ella no había aparecido.

Con su guitarra en manos abre la puerta de su casa y a manos de su madre va a dar y le dice: Madre mi arte pasajero ha sido, solo miradas he conseguido, nada de bailes y festejos como ayer, y aquella muchacha con la cual pensaba crear la banda no ha vuelto. Entre caricias la madre logra suavizar el llanto del guitarrista, mientras su padre se acerca y con una sonrisa lo invita fuera de la casa.

-Hijo, la razón por la cual te dí esa guitarra era no otra que para buscar tu felicidad, has hecho de noches amargas un dulce tesoro cuando con tu guitarra me animas, ha sido un sosiego dulce ver tu sonrisa tras las cuerdas acariciar, así como yo he sido un buen zapatero tu un buen guitarrista te has vuelto. Al pasar de los años me he dado cuenta que no siempre mis zapatos fueron apreciados unos me los han devuelto con injurias, pero eso no importa, ser zapatero es mi destino y así como algunos los amaron, otros los detestaron. Hijo, el secreto para encontrar lo que buscas no está en la técnica, esa ya la tienes, esta en la autenticidad, ella fue la que me dio el suficiente empuje para hacer posible que Lucía este en tus manos, el secreto esta en hacer lo que amas desde el alma y así podrás disipar cualquier miedo al que te enfrentes, incluso el miedo en los otros.

Tras escuchar esto, Alberto fue a su cuarto, hizo a un lado melodías reconocidas e interpretes, se dispuso a tocar desde el fondo de su alma. al principio todo era nublado, todo era miedo, como cuando toda decisión importante en la vida se toma, pero al cabo de un tiempo, sucedió, y la dulce melodía de su guitarra por fin lo hizo completo. En júbilo Alberto corrió por su casa como si fuera la primera vez que tuviera a Lucía en sus manos.

Emocionado al día siguiente Alberto corrió al centro del pueblo y dejó a rienda suelta sus manos, y una hermosa melodía sonaba, una melodía que transmitía el amor de un artista por su arte, una melodía que hacia palidecer el brillo del sol, una melodía que enaltecía ese día al pueblo. al cabo de un tiempo todo el pueblo estaba frente al joven, en un silencio casi sepulcral, al cabo de un tiempo unos bailarines se acercaron al muchacho y empezaron  a danzar al son de su música. Entre el público se acerca una muchacha con una guitarra en la mano, era aquella muchacha de ayer,  va directo al escenario se observan detenidamente ellos y al cabo de un tiempo ella se acerca a él, le sonríe y le dice:

-Así que siempre fuiste honesto, siempre tocaste con la verdad.
-Si, esa siempre ha sido mi llamada, mi padre es zapatero y yo un guitarrista de corazón.
-Me alegra mucho, eso ha disipado todas mis dudas.
-¿Dudas?, ¿acaso tenías miedo? 
-Si...ese miedo que te da cuando estas tomando una decisión que podría cambiarte la vida.

Y tras haber pronunciado esto, el pueblo estallo en júbilo...

-Y así pasó,esa fue la historia de como nos nombraron a tu madre y a mi las guitarras doradas del flamenco, de como armamos nuestro grupo y de como nos enamoramos. Espero que disfrutes tanto esta pluma y este libro mi dulce poeta.

Este es el legado del amor, de un par de zapatos, una canción y una historia en mi libro.



martes, 9 de julio de 2013

Mujer Embelesada


Cabellera oscura y profunda,
Ojos marrones e intimidantes,
Sonrisa prístina y rotunda,
Manos suaves y oscilantes.

Siluetas curvas y complacientes,
Donde mis manos viajantes se deslizan,
Labios de satín que roban mi mente,
Besos de miel que me inutilizan.

Piel ardiente y nevada,
Que desenfrenado me arrojan,
A caricias y contoneos que sonrojan,
A jadeos y lujurias vigorizadas.

Mujer tu me embriagas,
Con esa mirada que todo lo indaga,
Junto a ti pétalo de rosa,
Mi vida haces primorosa.



martes, 2 de julio de 2013

Invierno en Corazones


En una noche helada de invierno en una cabaña lejana se encontraba un joven, de esos que pareciera que con una mirada desangraran a aquel que lo viera, desangrado de tristeza, como era costumbre a media noche salía de su cabaña, siempre era esa hora porque la rutina ya no protegía la mente de esos pensamientos que pertenecían a su pasado, a su añoranza, la razón por la cual miraba al cielo como si esperara que algo pasara.

De repente se acerca una joven, que tímidamente miraba todas las noches a aquella persona que miraba tan intensamente las estrellas, pero ese día algo fue diferente, esta vez salió de su escondite y se acercó por fin a su anhelado diciendo: Buenas noches, ¿no quieres ir a tomar algo caliente?, el invierno esta noche está muy intenso y podrías enfermarte.

El zombificado voltea mirar y en un gesto irónico sonríe muy tristemente, casi al punto de romper en llanto y le dice: “En el corazón de un hombre que ha perdido el amor de su vida siempre es invierno”. Ella un tanto confundida le sonríe tímidamente y muda sale del sitio como quien huye de un espanto, él gira su rostro después de dejarla huir sin inmutarse y vuelve a mirar la ilusoria luz de la luna.


Ese fue el día en el que este joven congelado murió, congelado por sus memorias, congelado en su des-amorío invierno, y ahora ella quien tanto lucho por él mira al cielo como si esperara que algo pasara.



jueves, 27 de junio de 2013

Concupiscencia Demente


El amor es mi ansia,
Y tus ojos mi anhelo,
Donde yo me desvelo,
Tramando la amnesia.

Amnesia de complacencia,
En la nocturna compañera,
De tus besos y caricias,
Soy preso hasta que muera.

Consuelo concupiscente,
Sosiego de mi alma,
Donde mi corazón empalma,
Donde yazco demente.

Incomprendida voluntad anhelada,
Llegará pronto la oportunidad dorada
En donde tu yo entrelazados,
En júbilo yazcamos desenfrenados.

Hoy  de nuevo le ruego a mi suerte,
Que los caminos te encuentren,
Que las voluntades se muestren,
O que me halle la muerte.


lunes, 24 de junio de 2013

Ensoñaciones Amusadas


Entre sueños y esperanzas a ti te veo,
Difusamente pero aún te espero,
Aun si ante ti solo puedo producir un tenue balbuceo,
Si no te encuentro se que solo quedará en mi pecho un agujero.

Entre frondosas montañas y profundos lagos,
Entre cañaverales y praderas te he buscado,
He nadado por mareas, corriendo incluso entre tragos,
En miradas ajenas y en amoríos naufragados.

Tengo anhelos de rozar tu rostro y susurrarte al oído,
Deseos de recorrer tus labios y tomar fuertemente tu mano,
En donde quedes con un apetito enloquecido,
Simplemente asombrarte en un idilio arcano.

Que nuestros cuerpos en la oscuridad dancen,
El baile que hace que nuestras mentes estallen,
Que en desvelos y contoneos nuestros cuerpos finalmente hoy ritualicen,
Jugando al fuego y consumiéndonos hasta que los deseos se acallen.

Simplemente tras la tormenta ya en calma,
Y siguiendo tu dulce mirada en la mañana,
Quiero entregarte a ti toda mi alma,
Mi dulce musa cuya existencia me ufana.